Más de 25 mil rosarinos se movilizaron al Monumento por el Día de la Memoria

24 de marzo de 2012

La masiva marcha se desplazó por las calles del centro de la ciudad. (Foto: H. Rio)

Más de 25 mil rosarinos participaron el sábado 24 de marzo por la noche, en el Monumento Nacional a la Bandera, de la conmemoración del Día Nacional de la Memoria, por la Verdad y la Justicia, e invitaron a la población a participar el lunes de la lectura de la sentencia del juicio oral de la causa Díaz Bessone.

En el documento leído durante el acto, también hubo mención a la demanda diplomática argentina por la soberanía de las Islas Malvinas, al tiempo que se recordó a los tres chicos asesinados en esta ciudad en el caso conocido como “El triple crimen de Villa Moreno”.

La inmensa columna compuesta por organizaciones políticas, estudiantiles, sindicales y culturales estuvo encabezada por la Madres de la Plaza 25 de Mayo de esta ciudad, y seguida por los integrantes de organismos defensores de los derechos humanos como H.I.J.O.S, Familiares, APDH y otros.

La marcha partió unos minutos después de las 18 horas de la plaza San Martín de Rosario, para pasar por la puerta de los Tribunales Federales situados en bulevar Oroño al 900, donde los manifestantes pidieron a través de consignas “cadena perpetua para los genocidas”.

Luego, la manifestación continuó hasta el Monumento a la Bandera, donde se inició el acto poco antes de las 20, con un homenaje a las Madres de la Plaza 25 de Mayo. “Son tantas las enseñanzas que nos han dejado que no hay manera de sintetizarlo en un texto”, leyó una militante de H.I.J.O.S durante el acto.

“Muchas gracias queridas viejas por enseñarnos que la única lucha que se pierde es la que se abandona”, siguió, para remarcar que “ese dolor individual” de las madres que perdieron a sus hijos en las mazmorras de la dictadura “se sublimó en lucha colectiva”.

Durante los discursos hubo un “reconocimiento al gobierno nacional” por su acción a favor de la derogación de las leyes de impunidad y un reclamo “por la aparición de Jorge Julio López y el esclarecimiento del crimen de Silvia Suppo”.

Se trata de una sobreviviente de la dictadura que fue testigo en el juicio por delitos de lesa humanidad de la causa Brusa, en la ciudad de Santa Fe, que fue asesinada en 2010 en su comercio de la localidad santafesina de Rafaela, en un hecho que aún no se esclareció.

Luego se leyó un documento consensuado entre los organismos de derechos humanos locales, en boca de distintos sobrevivientes de los centros clandestinos de detención que funcionaron en esta ciudad. El documento reivindicó “la memoria de los nuestros 30 mil compañeros desaparecidos, una generación heroica que dio la vida por una Patria más justa y solidaria”.

La madre de uno de los chicos asesinados en el triple crimen de Villa Moreno, ocurrido en la madrugada del 1 de enero pasado en la zona sur de Rosario, también leyó un tramo del documento en el que pidió “justicia” por las víctimas.
Por último, también leyó un segmento del documento un ex combatiente de las Islas Malvinas, quien repudió “la militarización del gobierno pirata” en el archipiélago del Atlántico Sur. “A casi 30 años de la guerra de Malvinas -dijo- debemos señalar como otro de los crímenes el desastre que la dictadura hizo en nuestras islas”.

Por último acusó de “traición a los genocidas” y añadió que “los sobrevivientes impulsamos juicios por los vejámenes sufridos por los dictadores”.


Ver también Nota en Rosario/12

Groups audience: